popup<

Texto: Iñigo Dominguez Diaz
Fotos: Iñigo Dominguez Diaz
Promotora: GMF Concerts

Comienza la temporada de conciertos y para abrir boca y con el aliciente de que el lunes no tocaba madrugar, puesto que era el día de la Mercé (Fiestas patronales de BCN), me decidí a acercarme a la Salamandra a ver a ELVENKING. Tenía muchas ganas de verlos, ya que a pesar de ser muy prolíficos en cuanto a trabajos de estudio, por España sus apariciones han sido contadas y para mí era la primera oportunidad de verlos en directo. Para el que no los conozca, son una banda italiana que comenzó tocando folk-power metal, pero que poco a poco, a cada disco han ido cambiando su estilo y si bien el folk sigue presente, el power ha dejado su lugar a un metal más tradicional.

Voy a empezar por las pegas, ya que como fueron pocas acabaré antes. En realidad solo hubo una única pega y es que faltó público para que la noche fuera más redonda y más caliente, ya que de haber sido así habríamos hablado de una grandísima noche de metal. Pero no pudo ser, calculo que no seríamos más de 40 en la sala, y teniendo en cuenta que por motivos organizativos el concierto se trasladó a la sala grande la cosa quedó más desangelada de lo que el grupo merecía.

Acompañando a ELVENKING, visitaron por primera vez BCN los madrileños BAPHOMET, cuyo único trabajo Metamorphosis fue editado en 2010 y practican un metal que a ratos me recordaba a STRAVAGANZZA, pero sin la pomposidad de las orquestaciones y teclados. No creo que nadie en la sala los conociera de antemano y teniendo en cuenta la poca afluencia de público, os podéis imaginar la frialdad que tuvieron que aguantar la mayor parte de sus 45 minutos de actuación. Eso sí, ganas no les faltaron de agradar, sobre todo a su cantante que en cada tema parecía entrar en trance (tal vez en momentos excesivamente teatrales). La verdad es que este hombre no tiene precio como frontman, llegó incluso a bajar del escenario, cruzarse la sala entera para coger merchandising del grupo y regalarlo, todo en mitad de un tema. En el último tema, bajo a cantar con el público, ofreciendo el micro a los más cercanos para que le acompañaran.

Después del pertinente cambio de escenario, que en Salamandra siempre es “secreto”, ya que se baja la pantalla de proyecciones que cubre el escenario cuando no hay conciertos, aparecieron en escena ataviados con capas y máscaras de carnaval, todos los componentes de ELVENKING y uno a uno se fueron descubriendo la cara a la orden de su frontman Damna (Yo prefería cuando no abreviaba y se hacía llamar Damnagoras), al ritmo de la intro.

Después de este breve momento teatral (la noche parecía ir de eso, aunque aquí el frontman de BAPHOMET se llevo el MVP), comenzaron con “Trows Kind” de The Winter Wake lo que creo nos pilló un poco de sorpresa ya que todos esperábamos “The Loser”, single de su último trabajo Era y que es muy propicio para abrir un show. En honor a la verdad, salvo una balada, da igual con que tema hubieran abierto. Su estilo de música y el entusiasmo que contagian al tocar, hace que la elección de temas sea fácil, ya sea para abrir, cerrar, continuar o lo que quieran hacer.

Es una banda que ha conseguido crear temas pegadizos en todos sus álbumes con lo que ir a un concierto suyo, es apuesta segura de diversión y de escuchar hit tras hit durante todo lo que dure el concierto. Dicho esto, ya empezaron con los nuevos temas “I Am A Monster” tema muy fiestero, pero que pierde un poco respecto al estudio, ya que en éste gana enteros la colaboración de Jon Oliva de SAVATAGE. A todo esto, en los dos primeros temas el cantante, no acaba de coger el tono, no llegó a hacer gallos, pero alguna que otra nota alta no llegaba y cuando desgarraba la voz, no quedó del todo natural. “Runereader” es buena representación de The Red Silent Tides álbum que abre la senda de lo que es Era, pero que no es ni la mitad de bueno de lo es éste último. Por suerte acertaron en la elección de los temas a tocar de este trabajo y a lo largo de la noche sonaron los mejores.

El cantante seguía sin cuajar una buena actuación, al contrario que el resto de sus compañeros. La siguiente sorpresa, yo al menos no me la esperaba, fue el que tocaran un tema de Wyrd dado que es el único disco en el que Damnagoras no canta (como el mismo apuntó). “The Silk Diema” fue bien interpretado y aquí se empezó a notar la mejoría en la voz del frontman. Por fin llego el esperado “The Loser” un temazo que se han sacado de la manga, donde muestran su versión más heavy. Sonó como un trallazo y fue muy bien acogido por la audiencia. “The Cabal” puso un momento de pausa acertada al concierto, ya que tanta animación fiestera y rapidez de ejecución de los temas, necesitan de algo de tranquilidad. “Walking Dead” abrió de nuevo la senda del folklore y de los temas pegadizos y con “Pagan Purity” acabaron de rematarlo. Otro clasicazo del grupo, perteneciente a su primer trabajo Heathenreel” que trasladó a la banda a otra época de su carrera profesional.

Muy bien acogido por el público, que en el siguiente tema tal vez esperaba un nuevo clásico ya que “Your heroes are dead” si bien no es mal tema de “Red Silent Tides”, quedaba un poco fuera de lugar en ese momento. Lo arreglaron con el siguiente, “The Divided Heart” lo único rescatable de “The Scythe” que es con diferencia el borrón en su inmaculada carrera musical. Es un tema muy de directo y de estribillo fácil que todos cantamos mientras no parábamos de saltar. Por cierto Damnagoras ya llevaba tiempo clavando los temas y sinceramente es la primera vez en mi vida que veo a un cantante que comienza mal y termina bien el concierto, por lo tanto un diez al esfuerzo y ganas que puso. “Never ending Nights” supuso parte la tetralogía final de éxtasis que comenzó con el anterior tema. Todos sus temas son de directo, pero es que éste lo es más que ninguno.

Tiene un contraste entre la voz principal y los coros hechos por el resto de componentes que son inmejorables, además de unos cambios de ritmo que no invitan a otra cosa que cantar y saltar con el grupo cuando está tocando este tema. “Poor Little Baroness” es otro de los temas elaborados para el disfrute que han alumbrado con Era y que fue un acierto incluir en mitad de la apoteosis final. Ésta tuvo su máxima expresión cuando terminaron con “The Winter Wake” el que posiblemente pasa por ser el mejor tema de ELVENKING y que no puede faltar en ningún concierto aunque algún les dé por tocar electro-house-power. Potencia al máximo combinada con ritmo y coros que hacen que sea una canción fácil de seguir y de disfrutar por la audiencia.

Se marcharon por espacio de menos de un minuto (deberían tener prisa por acabar) y en el bis tocaron “Not My Final Song” de Two Tragedy Poets, así pudieron decir que repasaron toda su discografía. En directo suena mejor (en estudio es acústica) y es una canción mucha inspiración en SKYCLAD, uno de los referentes de la banda como suelen reconocer. Terminaron con “The Wanderer” otro de The Winter Wake bueno como todos los de eso disco (que es sin duda el mejor que han hecho hasta ahora) pero que yo hubiera intercambiado con “The Winter Wake” para acabar el concierto, por la trascendencia que tiene este último.

Mucho me gustó esta banda en directo y espero que la próxima vez seamos más los que les apoyemos, ya que lo merecen, tanto por los buenos trabajos que han hecho en estudio como por el esfuerzo que realizan en directo. Otra banda cualquiera al ver el estado de la sala hubiera hecho comentarios de mejor o peor gusto y sarcasmos varios. De ELVENKING no hubo ni una sola referencia al poco público presente y tocaron como si la sala estuviera llena y les fuera la vida en ello. Un diez en actitud!!!

Setlist ELVENKING

Trows Kind
I am the monster
Runereader
The Silk Dilemma
The loser
The cabal
Walking dead
Pagan purity
Your heroes are dead
The Divided Heart
Never ending Nights
Poor Little Baroness
The winter wake

Bis:
Not My Final Song
The wanderer

Puedes ver todas las fotos del concierto en www.photobucket.com/elvenkingbcn2012

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.