Texto: Nati P Taviel de Andrade

Dinamarca destaca por sus muchas bandas de rock y hace poco tuvimos la oportunidad de disfrutar de uno de sus grupos más emblemáticos: los veteranos Dizzy Mizz Lizzy. Esta banda formada en 1988 por el carismático Tim Christensen destacó en la escena danesa y japonesa entre los años 1994 y 1997, dejando muchos corazones rotos cuando Christensen decidió dedicarse en exclusiva a su carrera en solitario. No obstante, años más tarde decidieron volver a unirse para regresar a los escenarios y demostrar que aún tienen mucho, muchísimo que ofrecer.

El Frannz club de Berlín estaba bastante lleno y el público se mostraba impaciente por ver a los chicos daneses en escena. Pese a que el concierto empezaba supuestamente a las 20:00, tuvimos que esperar unos 45 minutos a que el show comenzara, ya que en el último momento los teloneros tuvieron que cancelar su actuación. No obstante, la espera mereció la pena: a las 20:45 un muy sonriente Christensen subió al escenario acompañado del resto del grupo y las primeras notas de una muy rockera “Phlying pharoah”( tema instrumental de su disco Forward in reverse, 2016) envolvieron el escenario. Con un público ya más que entusiasta, los daneses nos deleitaron con el tema “Forward in reverse”, pudiendo disfrutar de la bonita voz de Christensen. La sala estaba en llamas. En ese momento, Christensen preguntó cuantos daneses había presentes y un altísimo porcentaje comenzó a gritar y a alzar las manos compulsivamente, quedando bien clara que la noche berlinesa pertenecía a los nórdicos.

Seguimos con el disco Forward in reverse y la banda interpretó “Terrified in reverse” y “Brainless”, para después  dar un salto a 1994 e interpretar una desesperada “Barbedwired baby´s dream” (Dizzy Mizz Lizzy). Continuamos en ese disco y los daneses nos deleitaron con temazos de la talla de “Glory” y “Love is a losers game”; para posteriormente regresar a Forward in reverse con temas como “Love at second sight” y  “Made to believe”. Destacando la complicidad de Christensen y  el bajista Martin Nielsen en el escenario, la banda interpretó un muy rockero “Rotator”(Rotator, 1996), siendo un momento único al ser (por fin!) el primer tema de ese disco que interpretaban aquella noche. Posteriormente disfrutamos de  “67 seas in your eyes” y la cañera “Mother nature´s recipe”; tema en el que a Christensen se le rompe una cuerda en medio de la interpretación. No obstante, el frontman siguió tocando ante un público lleno de júbilo que aplaudía entusiasmado y coreaba la canción con Christensen.

Una vez finalizado el tema, Christensen cambió rápidamente de guitarra para tocar la canción más esperada de la noche: la preciosa balada “Silverflame”. En ese momento, la voz del público se hizo una acompañando a Christensen en la interpretación del tema y la emoción se podía palpar en el ambiente. Amplias sonrisas, manos en el aire, aplausos y vítores constantes dejaron bien claro que era un momento tremendamente especial. Y es que no en vano debemos recordar que la banda no había regresado a Berlín en los últimos 22 años, según confesó Christensen en el escenario. Un tema y un concierto absolutamente mágicos.

Pero el grupo no iba a permitir que el público se calmara. Chirstensen se dirige al público sonriente y pregunta: “Queréis una más?” y ante la ovación del público, la banda interpreta “Waterline” para posteriormente despedirse y desaparecer del escenario. Pero la gente no iba a dejar que los daneses abandonaran aún y pronto comenzaron a gritar “One more song” y a aplaudir de forma incesante. Ante ello, los daneses regresaron con la instrumental “Mindgasm”, la rockera “Thorn in my pride” y se despidieron con la estupendísima “I would if I could but I can´t” dejándonos un muy buen sabor de boca y con más ganas de rock.

Una noche en la que la escena danesa brilló con luz propia y la banda de Christensen dejó bien claro que el buen rock sigue más vivo que nunca.

Phlying pharoah
Forward in reverse
Terrified in reverse
Brainless
Barbedwired baby´s dream
Glory
Love is a losers game
Love at second sight
Made to believe
Rotator
67 seas in your eyes
Mother nature´s recipe
Silverflame
Waterline
Mindgasm
Thorn in my pride
I would if I could but I can´t

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.