Texto: Anthoni Grande
Foto: Perfil de Facebook Oficial de Deez Nuts

El 2015 llega a su fin y nosotros tuvimos el honor de asistir a la última gran velada de hardcore del año, protagonizada por Deez Nuts, Nasty, Expire y Coldburn, con el suplemento de Louie Knuxx.

El concierto, como siempre, se iniciaba un poco después de la hora acordada. Sin la sala todavía llena se subía al escenario el rapero Louie Knuxx. Desde el primer minuto no entendíamos si lo que estábamos viendo era totalmente serio. Un tío subido a un escenario cantando trap (bueno, cantando, si no fuese porque se le notaba varias veces que iba pinchao) con un público que parecía totalmente indiferente, expectante a que comenzase la primera banda y únicamente respondía a las voces de JJ Peters (Deez Nuts) cuando este aparecía de vez en cuando por el escenario.

Poco después de este, venían Coldburn, con los que la peña empezó a despertar poco a poco. No entiendo como, en una de las veladas de hardcore más bestias del año se puede estar tan tranquilo. Sin duda supieron defender su nombre, con abundante peso en el escenario. Entre otros pudimos oír “Burial Hill”, “Wish I Could” o “Love Left Me”.

Seguidos de estos llegaban Expire, asombrados por cuantos seguidores de estos les habían visto anteriormente en el Resurrection Fest. Es cierto que aquella vez me dejaron un poquito que desear por algunas bajadas de tempo sin sentido pero esta vez… madre mía, me comí mis palabras con patatas. A base de pegar a la gente hacia el escenario, singalongs y sobretodo mucho movimiento consiguieron dar un bolazo memorable, especialmente durante la tan conocida “Abyss” donde las masas se abalanzaban para llegar hasta Josh.

El infierno hecho personas aka Nasty se subían al escenario para romper cuellos como cada día. Si los has visto en sala no te cuento nada nuevo, pero es que no hay concierto de estos que no termine en una inmensa batalla campal liderada por la bestia que es Matty, a la vez que entrañable y gracioso en algunos momentos. Desde “Shokka” hasta “Slaves To The Rich” pasando por “Fire” entre otros dejaron prueba de que son, sino la que más, una de las bandas más violentas que podemos ver actualmente.

Finalmente era el turno de los cabezas, Deez Nuts, cosa que la gente sabía y se aproximaba cuanto podía al escenario, para abalanzarse a por el micro en los singalongs. Con mucha fuerza y flow, como de costumbre, soltaban su buen rollo como si de una fiesta se tratase. Si antes hablábamos de lo poco que duraban algunas bandas, en este caso todo lo contrario, ya que se hicieron un poquillo largos, todo hay que decirlo. A diferencia de lo ocurrido en Vigo, aquí sí pudieron terminar su actuación, protagonizada por clásicos como “Stay True”, “Shot After Shot” o “Hustle everyday” junto a temas más nuevos de su último disco, el cual presentaban. Para rematar, como siempre, tocaba “Band of Brothers”, donde el público se subió al escenario para cantarla a pleno pulmón.

Y ya está, y se acabó.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.