Texto: Jose Solano
Foto: Perfil Oficial The Crusaders y Concealing The Sun

El pasado día 28 de octubre los holandeses As Prayers Fail hacían escala en Sevilla dentro de su tour por la península ibérica. Después de haber visitado Valencia, Barcelona y Murcia primero (posteriormente Madrid) girando con Bury Tomorrow y Close Your Eyes, los chicos de Rotterdam pisaban por primera vez Andalucía presentando su último trabajo lanzado en 2012 con el título de ‘High Hopes & Heavy Hearts‘. Casualidades de la vida, la sala donde tuvo lugar el evento no fue otra que Der Fliegende Holländer, o en español, el holandés errante.

the crusadersEn torno a las ocho y media de la tarde, noche cerrada culpa del cambio de horario, daba comienzo esta velada de conciertos. Los primeros en subirse al escenario fueron los onubenses The Crusaders. Estos chicos con un aire desenfadado y casi optimista dieron buena cuenta de su repertorio para asombro de los allí presentes. Con un sonido a rock-grunge en lo instrumental y uso de voz gutural los cinco jóvenes no dejaron indiferente a nadie con temas como Tócame el tupé, enlazando un buen número de canciones y con su carismático frontman a la cabeza.

Después de unos minutos de descanso para tomar el aire fuera era el turno de los sevillanos Concealing The Sun. Presentando su primer disco, Refuse to Sink, autograbado y autoproducido, estos jóvenes hispalenses dieron y pulieron cera a diestro y siniestro con un sonido thrash-metal renovado y fresco. Su vocalista, Adam Carrión, luciendo una camiseta de Mötley Crue y un pelo digo de Pantene se adueñó del sonido de la sala con su impresionante voz gutural. Cabe destacar el buen hacer en el sonido de lo dos guitarristas de este grupo, Enzo y Guille, que se lucieron al extremo. Además, como nota extra, la banda contó con la colaboración de una joven llamada Alaska en las voces durante uno de sus temas.

concealing the sunMetidos de lleno en el show y con ganas de más, era la hora de los esperados In Dying Days. Este quinteto también de Huelva se subió al escenario con ganas de machacar cráneos y tímpanos a partes iguales. Dejando atrás el sonido de su último EP ‘The Fall Of Existence‘ (que podéis descargar gratuitamente desde su Bandcamp), estos veinteañeros entraron a saco presentando nuevos temas de lo que será su nuevo trabajo que está espera de ser grabado. Un sonido totalmente atronador, puro metalcore. Liderados por el vocalista Javi Rojas, canción tras canción hacían que las patadas volaran y los golpes no pararan en el pit. Con una voz excelente tanto en las partes guturales como melódicas y unas guitarras que resonaban a manzanas fuera de la sala, In Dying demostraron que están dispuestos a hacerse un nombre dentro de la escena metal andaluza. Madness y This Is The End fueron los dos únicos temas conocidos hasta la fecha. Las otras cinco piezas que tocaron fueron nuevas composiciones, con un sonido más contundente si cabe. A destacar especialmente un tema llamado ‘The Forest‘, basado en los sucesos ocurridos en el bosque Aokigahara en Japón donde los suicidas acuden a quitarse la vida.

Por fin, para cerrar la velada, los esperados As Prayers Fail venidos desde los Países Bajos en furgoneta. Tal cual. Dos días por carretera hasta España, según los propios miembros del grupo. Traídos de la mano de la agencia Tiberian Music, los muchachos dieron todo lo que tenían y más encima de la tarima de la Holländer. Con un setlist variado entre temas de sus dos discos, Heavy Hearts fue el primer plato que ponían sobre la mesa. Tras este, The Sun y Borders seguían con la fiesta y mientras unos se machacaban entre ellos otros cantaban al unísono los temas con Thomas, el vocalista de la formación. Tras una pequeña pausa para dar las gracias a todos, continuaban con más canciones de su último disco, turno de Ruined y High Hopes para la que casi todo el mundo en la sala se sabía la letra. Era la hora de la violencia, era la hora de Capsized Kings. Sin duda uno de sus piezas más duras y donde todo el mundo comprobar por qué. Letting Go y Hollow Stare fueron las dos últimas, las encargadas de cerrar un concierto espectacular en el que pudimos ver lo bien que se desenvuelven estos jóvenes sobre un escenario. La energía y la garra de los holandeses no conoce límites dejándonos para el recuerdo una noche inolvidable. Seguirán dando de qué hablar en los próximos años, no cabe la menor duda.

No quería acabar la crónica sin agradecer a los chicos de In Dying Days su hospitalidad y amabilidad, así como a los propios As Prayers Fail y Màrius Tiberian por su cercanía. Un placer compartir conciertos con gente así.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.