Texto: Mariano Bacigaluppi Beguiristain
Fotos: Perfil oficial de Facebook de Ara Malikian
Videos: Youtube

Ver en directo a Ara Malikian es una experiencia donde se necesitan varios diccionarios de sinónimos para tirar de calificativos y superlativos, y así ser medianamente justo con una descripción de lo que se ha podido vivir y sentir.

Es estar a pocos metros de un genio, con un supremo talento y una innata inteligencia y que espero que sirva de inspiración para muchos otros que tengan tatuado un “Don’t Stop Believin’” en sus retinas, sea cual sea el camino que quieran recorrer. El marco era incomparable… Prácticamente un Sold Out en la madrileña Plaza de Las Ventas, no lo logra cualquiera,  por lo tanto el vaticinio de algo fuera de serie era de esperarse y, por suerte, así fue..

ara1El violinista armenio, de origen libanés, minutos pasadas las 21.30hs se hizo presente en el escenario y arropado por decenas de músicos, se adueñó del stage y regaló su magia y encanto por más de dos horas y media alternando composiciones propias, momentos clásicos y adaptaciones de músicas modernas en las que la gente literalmente deliró y disfrutó en cada milésima de segundo.

Cada una de las canciones, a modo de presentación, fueron acompañadas de relatos, algunos curiosos y divertidos, otros crudos y con una bofetada de realidad pero en los que el violinista hacía memoria, y nos hacía partícipes, recordando los momentos de su vida en donde interpretaba o bien había compuesto esas canciones. Desde bodas judías en Alemania durante su adolescencia, pasando por músico de Boy George, hasta una oda al jamón serrano siendo vegetariano… Genio y figura, Ara Malikian, disfrutó, nos hizo disfrutar y todos esa noche nos fuimos con una sonrisa a la cama.

ara3Hubo momentos realmente álgidos como la interpretación de Paranoid Android de RADIOHEAD y Life On Mars de DAVID BOWIE, como así también los momentos españoles rindiendo tributo a LOLA FLORES (Ay pena, penita, pena) y al gran PACO DE LUCÍA con su Zyriab. Momentos cálidos con composiciones propias con Pisando Flores, de su época judía, o El Vals de Kairo un tierno homenaje a su primogénito, pero como también he dicho al comenzar este escrito, los momentos crudos también se hicieron presentes y principalmente fue con la presentación y posterior interpretación de 1915, otra de las composiciones propias y ésta vez inspirada, y un claro homenaje y recuerdo, al triste y funesto genocidio armenio.

Sin lugar a dudas, donde la perfección y el headbangin’ se dieron de la mano fue con la interpretación de Kashmir de LED ZEPPELIN. Durante ésta, hice un visionado rápido de la plaza y fue un momento mágico e inenarrable le que costará desvanecerse de mi memoria. Al igual, que en momento de los bises, o propinas como se les suele llamar en el argot clásico, se hizo presente el genio de JOHANN SEBASTIAN BACH donde el violinista se bajó del escenario y se dio un paseo por toda la plaza ante la atenta y atónita mirada de los presentes. También, y ya como colofón final, se homenajeó al italiano ANTONIO VIVALDI con su famoso Verano.

Vuelvo al principio y me siguen faltando palabras para alabar a Ara Malikian… Por su genio, su humildad, modestia y por su regalo de Confort y Música para volar…

 

header brush goetiamedia

 

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.