Texto: Morpheus Misfit
Sala: But (Madrid)
Promotor: Madness Live!

Anneke van Giersbergen. No necesitamos presentación, ¿no? Ha estado durante 13 años al frente de The Gathering como una de las vocalistas mas interesantes del género (al menos en esta parte del mundo) y desde entonces sigue una exitosa carrera en solitario que le ha llevado ya a lanzar 5 discos por su cuenta. Justamente es su último “Drive” el que venía a presentar a Madrid, luego de tocar la noche anterior en Barcelona. ¿Espectación? Bastante, ya que luego de un disco con un aire mas rockero y alegre, era momento de ver como lo defendía en directo.

Esta gira tenía atractivo añadido al incluir en el pack a Anna Murphy, que muchos conoceréis por ser la vocalista de los suizos Eluveitie. La señorita Murphy presentaba su primer disco en solitario, titulado “Cellar Darling”, en el cual sigue interpretando el curioso instrumento hurdy gurdy pero arropado de un acompañamiento mas pop rock que lo acostumbrado en Eluveitie. Como ella misma lo describía tras intrepretar la primera canción de la noche, realizar una gira asi (luego de editar un disco gracias a crowdfunding de sus fans) era un sueño hecho realidad.

10168113_10152299069522692_588725347_n[1]Nos citamos a las 19:30 en la Sala But de Madrid (una amplia discoteca para mas de 600 personas y con un destacable sonido) ya que Anna Murphy se presentaría bastante temprano para calentar la noche ante unas escasas 150 o 200 personas. No importó la afluencia de público, ya que una vez apagadas las luces y con la banda encima de las tablas, la buena música se desató sobre la lluviosa Madrid.

Si para ciertas personas el disco en solitario de Anna Murphy puede resultar pesado o cansino, todo ello se borra de la mente una vez abre la boca y hace gala de la potente pero dulce voz que llenan sus canciones de melaconlia. Lástima que al técnico de sonido le costasen unas cuatro canciones para que pudiesemos escuchar con exactitud al guitarrista de la banda (pese a las constantes señas del mismo canción tras canción), o que el hurdy gurdy tuviese tan poca presencia durante la actuación, viendose opacado por las demás capas de teclados y percusión.

Aun asi, los 45 minutos de actuación de la vocalista suiza fueron mas que correctos, y aunque el pop rock de corte ligeramente atmosférico fuese lo que vemos a primera vista, sus letras y sus lineas vocales destilan ese estilo folk melancólico por el cual la conocimos en primer lugar con Eluveitie. Sin duda es una artista que promete mucho y a quien hay que seguir de cerca.

Anneke estaba anunciada para las 21:30, pero 15 minutos antes y ante poco mas de 300 personas salía toda la banda para disfrutar de los aplausos de un público eufórico y agradecido. En esta gira se trae a la teclista Caroline, quien con su gracia infantil acompaña a Anneke en mas de un paisaje sola en el escenario (sin su banda al completo). Esperabamos lo mejor de una vocalista en su mejor etapa madura, y Anneke no decepcionó. Derrochó simpatia y sonrisas por doquier, pero por sobre todo un chorro de voz bastante controlado y que en momentos hería de sensibilidad por ser un tan fiel a las grabaciones en estudio (con en “My Boy” o “Circles”).

Todo hay que decirlo, y quienes criticaban su nuevo “Drive” por ser mas suave y mas luminoso que el anterior “Everything Is Changing”, solo deciros que esas canciones ganan el doble en directo, sino oscuridad un punch extra. Anneke estubo receptiva todo el concierto, con sus típicos bailes encima del escenario en las canciones, con su interacción con el público (especialmente el sector mas “molesto” que gritaba incluso en canciones mas tranquilas, interrumpiento a la artista) y demostrando que es una músico que disfruta completamente de lo que hace y se ve complacida de poder viajar por todo el mundo haciendo de la música su manera de vivir.

Nos regaló con un doblete en acústico cuando toda la banda abandonó el escenario, dejandola sola para interpretar emotivas rendiciones de “Beautiful One” y “Circles”; y en otro momento se vió acompañada de su teclista Caroline para manifestar todo su pasado con “Leaves” de The Gathering, que el público recibió como agua de mayo (antes dio a elegir al público entre “Broken Glass” y “Leaves”…creo que sabemos cual ganó por K.O.).

Finalizó una actuación de mas de hora y media con la canción que cierra este nuevo álbum, “The Best Is Yet To Come”, dando pistas de que su mejor época solo ha empezado, y que un artista tan polifacética como ella puede desarrollarse en algo que nos sorprenderá para bien año tras año. 22:40 y todo había acabado, pero la sensación de haber asistido a un gran concierto (con un sonido destacable y un juego de luces decente) no se borrará en mucho tiempo. Gracias Anneke por ser la músico que eres, inclusive por tomarte la molestia de compartir con tus fans en el puesto de merchandising una vez acabado el concierto. Esos pequeños detalles hacen enorme a una gigante ya de por si.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.