Por Nekrokosmos

¿Qué podría salir mal si unes a dos grandes del cine de terror como Dario Argento y George Romero para que se recreen con frenesí en historias de Edgar Allan Poe? Pues lo crean o no, este film de dos partes ha recibido críticas negativas desde su lanzamiento en 1990, aunque queda bastante claro que el relato elegido por el director italiano tuvo una mejor realización y resultado.

Quizás las malas sensaciones entre el público empezaron a surgir cuando se supo que el proyecto que incluía a 4 directores diferentes y 4 historias distintas finalmente quedaron en una sola pieza de dos cabezas. También que cada una de estas historia tenga una duración algo insuficiente de solo 1 hora colabora en que la el sentimiento colectivo sea el de una pieza algo incompleta.

twoevil3Nada mas lejano si pensamos que hace mas de 25 años, en 1990, ambos directores estaban en lo más alto de su carrera, y los encargados de efectos especiales hicieron un trabajo de maestro en escenas que se nos quedarán plasmadas en la retina para siempre (los efectos de Tom Savini son dignos de ver una y otra vez,  e incluso en la edición Blu-ray se incluye un apartado exclusivo a éstos). Les salvó de la quema pública que en ésta aventura no tuvieran la osadía de cambiar las historias originales que se trataban: “Los Hechos en el Caso del Señor Valdemar” Y “El Gato Negro”, clásicos de Poe. Y es que antes del nuevo milenio se tendía a respetar las historias originales de las adaptaciones del libros, como símbolo de gratitud.

A Romero en la primera historia le favoreció trabajar con viejas conocidas como Adrienne Barbeau (a quien ya dirigió en “Creepshow”), pero lo suyo acabó dando muchos rodeos, por lo cual la pieza de Argento destaca por encima de las dos al ser mas alocada, mas directa, y sin duda por la utilización de esa cámara dando el punto de vista del gato (una cat-cam si se quiere llamar así) a modo pionero. También hay que tener en cuenta que Argento utilizó mas guiños a Poe en su historia, cosas sutiles como péndulos pero que los fans no dejaron escapar.

Las presiones de tiempo, el corto presupuesto y el abandono de la idea original (que incluía a actores de renombre, una historia entrelazada, mas duración) hizo que tuviera poca repercusión comercial, y para ambos directores su colaboración (que a priori debería ser un punto alto en su carrera) quedó como una nota al margen de una historia repleta de grandes clásicos. Sea como sea cada uno utilizó los trucos aprendidos durante toda una vida para dar lo mejor de sí en el desenfreno ochentero/noventero del género de terror en su variante quizás mas clásica.

header brush goetiamedia

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.