Director: Srdjan Spasojevic

Reparto:

Srdjan Todorovic … Milos
Sergej Trifunovic … Vukmir
Jelena Gavrilovic … Marija
Katarina Zutic … Lejla
Slobodan Bestic … Marko
Ana Sakic … Jecina majka
Lena Bogdanovic … Doktorka
Luka Mijatovic … Stefan
Andjela Nenadovic … Jeca

Hay una parte mia que siente pena por Srdjan Spasojevic, ya que ha creado una pelicula que perdurará en el tiempo por su infamia…no importa lo que el futuro depare para Spasojevic, siempre será el director de “A Serbian Film”, y eso puede ser una carga muy pesada. Esta pelicula es algo de lo mas crudo y transgresivo que me ha tocado ver hasta ahora, algo que luego de verlo me ha dejado sintiendome sucio y asaltado, una de esas peliculas que provoca protestas, como la de nuestro queridisimo fiscal que ya le ha puesto una demanda al festival de Sitges…quizás gracias a eso me ha motivado mas a verla.

Dicho lo dicho, hay otra parte mia que siente admiración por Spasojevic y por lo que ha creado aqui. “A Serbian Film” es uno de los debuts cinematográficos mas conseguidos (técnicamente) que ha salido a la superficie ultimamente, donde la crudeza, por mucha imagineria que tenga, tiene siempre un punto. Tan extrema como parece, no es un film exclusivamente de explotación del género, sino una sátira puntiaguda al igual que aquella “Modesta Proposición” de irlandés Jonathan Swift, que también en su época fue mal juzgada. Un gran trabajo que arrancará críticas allá por donde vaya (después de todo cualquier persona con mal gusto puede hacerlo), pero por rara vez una de esas que puede aguantar de pie todo lo que le digan…y Spasojevic será siempre el responsable por ello.

En una enojada deconstrucción de los ciclos de violencia que han pasado generaciones y generaciones de serbios en su historia reciente, “A Serbian Film” se mueve alrededor de Milosh (hombre de familia y semi – retirado estrella del porno). Milosh trata de vivir una vida normal, pero en tiempos difíciles debe alimentar a su joven familia de la única manera que sabe…cueste lo que cueste. Una ex – compañera de rodaje de Milosh le propone algo a lo que no se puede resistir: un cambio, una salida a todas las peliculas de bajo presupuesto que solo le ayudaban a llegar a fin de mes. En el mercado, un nuevo financiador de peliculas porno que trata de hacer “arte” con ello, y que principalmente es un admirador del trabajo de Milosh. Un trabajo mas y retirado, con una inmensa paga que lo permita y con la condición de no saber jamás de que trata la pelicula, no tener nunca un guión y solo reaccionar de manera normal a cualquier escena propuesta por el director.

Escenarios oscuros y fantasia de la violación son solo el principio. La mezcla de sexo y violencia son perturbantes, los extremos a los que son capaces estos directores de llegar para proveer a su audiencia de la adrenalina voyeurista es enfermiza. No hay depravación, solo ganancia a costa del ser humano.

Mientras Milosh desciende hacia la locura, Spasojevic graba esa caida con un ojo intruso. A pesar de que muestra menos de lo que hace pensar, el trabajo de Spasojevic es extremo en la gráfica, algo que los ojos conducen hasta el estómago y cuyas técnicas son exprimidas hasta la muerte. Esta es una pelicula destinada a castigar, no a entretener, y en ello triunfa.

Es repugnante y ese es su fin ¿Una gran experiencia? Ya lo creo, y una poderosa…solamente recomiendo que la veas en privado.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.