Photobucket

Texto:
Morpheus Misfit

Videos:
YouTube

Promotor:
Microsurco

Mas que atractiva se presentaba la velada en Granada con la presencia de los catalanes 77
(nuevo fichaje de Kaiowas Records) el primer jueves de
octubre, pero sucedió como con las grandes historias con
sorpresas: el impacto mayor se lo llevó un gran desconocido:
Don Fernando. Provenientes de estilos diferentes pero con la
misma recarga de energia, lo cierto es que el grupo
australiano Don Fernando ganó en originalidad y en ese
factor “no se qué” hijoputa que hace que te quieras beber
todo el bar y vivir como si fuese la última noche de tu
vida….pero empecemos por el principio.

 

Encargados de cortar el aire en dos y
dar la bienvenida fueron los sevillanos ALISODER, con una
entrega sonora alternativa que lo mismo coqueteaba con toda
la generación 90´s que daba un brazo al desert rock y otro a
la experimentación. De pocas voces en sus canciones (y
títulos mas que pintorezcos) poco fue lo que les costó para
demostrarnos que la instrumentalización y la fusión de
distorsiones es lo suyo. Actitud les sobra, también
simpatía, y quizás si el sonido de la noche hubiese
acompañado un poquito mas a su suerte hablariamos de un show
redondo (los mismos nos comentaban ciertos problemas
técnicos de la sala al acabar su actuación)…pero son
jóvenes y mucho les queda por entregar, solo espero que
tengamos muchas mas ocasiones de verles en directo.

 

 

 

Descanso y poca preparación para
disfrutar de canela fina y un grandioso directo de sala
pequeña, Don Fernando nos dejaron asombrados. Venian a
presentar su nuevo disco “El Dia de los Muertos” luego de un
periplo por media Europa, y aunque deberian de estar
cansados de recorrerse todo un continente en una pequeña
furgoneta alquilada, aquello no pareció problema para
descargar temazo tras temazo ante un público sediento de
stoner rock y sludge. Como si de un matrimonio impoluto
entre la vibra de QOTSA / Kyuss y los mas clásicos Black
Sabbath se tratase, aquello sonaba de muerte: excelente
percusión, guitarras afiladas y una voz de ultratumba (con
esos coros que quedaban perfectos, a cargo del guitarrista y
bajista respectivamente)

Sabian a cabezas de cartel, y lo
demostraron a lo largo de un set amplio que brilló con
fuerte luz en “The Setting Sun”, “The Lowest Low” o “Liar”,
acabando el extasis con una mas que acertada versión de The
Stooges en la compañia de su amigo y manager a la guitarra.
Suertudos aquellos que pudieron verlos también en el
festival Serie Z dias después, de donde también recogieron
grandes críticas.

 

 

Por último tenemos que hablar de ´77,
de quienes no nos extenderemos mucho ya que solo pudimos
estar en la mitad de su set (su actuación se retrasó mas de
una hora, precediendo a un dia laboral, pero como quien dice
para el rock no hay hora). 7 u 8 canciones nos fueron
suficientes para dar fe que lo suyo es auténtico y de
calidad, y aunque sean innegables las comparaciones con
AC/DC, quizás éste sea el relevo generacional de las viejas
glorias australianas de las que se habla tanto en los medios
estos últimos tiempos. Las apariencias engañan, ya que la
calma con la que llegaron a la sala y prepararon el sonido
de sus respectivos instrumentos precedió a la tormenta
sonora y fiesta rockanrolera que se vivió siendo ya viernes
y bajo los efectos de ciertos brebajes. Lo suyo es
entretener, eso se nota, y su nuevo disco dará prueba de
ellos, en quienes Bon Scott está mas que vivo. Un grupo a no
perder, ojala en otra ocasión podamos apreciarlos con mayor
detenimiento.

 

 

 
Agradecimientos a Microsurco por la acreditación

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.