Texto: Lucas Capeluto

Hay noches en las que los conciertos hacen temer un batacazo a niveles gigantes pero acaban siendo memorables y esto fue lo que sucedió el pasado lunes 27 de junio en la Sala But de Madrid en la visita de los californianos Atreyu, quienes volvían a España tras seis años de ausencia para poner patas arriba la capital de España. Aunque lo cierto es que la desoladora imagen al abrir las puertas (puntuales como siempre) hacía prever lo peor.

Los encargados de abrir la velada fueron los catalanes Hyde Abbey, quienes antes la anecdótica cifra de 30-35 personas máximo salieron a por todas en los 30 minutos que estuvieron sobre el escenario, “We will fight” fue el pistoletazo de salida y su deathcore, death metal moderno a lo Black Dahlia Murder animó a los pocos que estábamos dentro de la sala.

No se extendieron demasiado y fueron directos a la yugular con bombazos como “Black Death” o la fantástica “Berenice” para despedirse con “Who Is Afraid Now” dejando todo listo para la entrada del plato fuerte de la velada Si bien creo que no era el tipo de público que lleva Atreyu, Hyde Abbey demostraron por que son una de las mejores bandas extremas del país y esperamos verlos pronto en un show propio.

Un poquito más allá de las 21.45 salieron Atreyu a escena con Brandon Saller a la batería, quien saludó a los allí presentes. Decir que ya si la sala presentaba un aspecto mejor que una hora antes, tras una mini espera empezaron a sonar los acordes de “Doomsday” y But se vino literalmente abajo con semejante pelotazo. Bestiales Dan Jacobs y Travis Miguel a las guitarras (esos punteos y solos que son marca característica de la banda) y un Alex Varkatzas sonando de miedo en los screams, acercándose a las primeras filas para que cantaran con él.

Y sin anestesia ni nada sonó como segunda canción “Right side of the bed”, tema insignia para los que seguimos a Atreyu desde hace más de una década y que enloqueció a todo el mundo. Sin respiro “Becoming The Bull” , “Long Live” (una de las dos únicas canciones nuevas que tocaron, un mini punto negativo por ello todo sea dicho) fueron las siguientes.

Llegamos a dos de los temazos de la noche como fueron la clásica “Ex’s And Oh’s” y la fantástica “When Two Are One” haciendo las delicias de los seguidores de la banda ya que son dos de sus mejores canciones, y seguido a eso “The Theft” y la monstruosa “Bleeding Mascara”. Llegados a este punto ya tenían ganados a todos, pero es curioso como teniendo un disco nuevo y bastante bueno no hayan incluido más canciones suyas.

Para la décima canción se guardaron otro de sus ases: “The Crimson” sonando preciosa y brutal, y creando más de un pogo en el centro de la sala. Destacar también que Alex se bajó a cantar con el público y ninguno podía quedarse quieto ante tal expresión de adrenalina, así que cuando empezó a sonar “Do You Know Who We Are” fue un bajón (breve pero un bajón) ya que veníamos de todos temazos uno tras otro y este no lo es. Se solucionó rápido cuando se lanzaron a por “You Give Love A Bad Name” , su fantástico cover de Bon Jovi que todo el mundo se sabía al dedillo y la empalmaron con uno de sus cortes más rockeros y menos metaleros como es “Blow”, ejecutada de forma impecable y que estaba por finalizar una noche inolvidable para los que estuvimos allí.

Lamentablemente y tras 75 minutos de show quedaba una última canción que no podía ser otra más que “Lip Gloss And Black” y al grito de Live, Love, Burn, Die se dejaron la piel en este último tema. Se despidieron prometiendo volver pronto y desde ya os digo que si os los perdisteis no lo hagáis más por que Atreyu han vuelto y tras lo vivido en Madrid puedo asegurar con sangre que es para quedarse.

Setlist

1.Doomsday
2. Right Side Of The Bed
3. Becoming The Bull
4. Long Live
5. Ex’s And Oh’s
6. When Two Are One
7. The Theft
8. Bleeding Mascara
9. Creature
10. Crimson
11. Do You Know Who You Are?
12. You Give Love A Bad Name (Bon Jovi Cover)
13. Blow

Encore:

14. Lip Gloss And Black

header brush goetiamedia

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.