Rosie Solomon es una valiente periodista musical que el pasado 29 de febrero sufrió un terrible episodio en un concierto de Baroness en Birmigham (Inglaterra). Esto es lo que ha contado:

“Antes de empezar, quiero advertir que esto no es una crónica de un concierto. Escribo para Redbrick Music, y cuando me di cuenta que nadie iba a realizar una crónica de su concierto del pasado 29 de febrero, aproveché la oportunidad de escribir sobre mi banda favorita a la cual había visto dos veces antes. Nunca pensé que iba a terminar la noche en una comisaría de policía, pero también nadie espera ser asaltada sexualmente.

Los teloneros eran buenos, quizás les faltaban algo de tablas pero estaban muy bien. Es raro pensar que en ese momento lo único que había en mi cabeza era Baroness y si tocarían las canciones que me gustan. A día de hoy no recuerdo ni el setlist del concierto. Era la primera vez que iba sola a un concierto, me convencí a mi misma que no pasaría nada y que todo estaría bien, quizás conocería a gente que le gusta lo mismo que a mi…no sabía que los únicos amigos que haría esa noche serían agentes de policía que recogieron mi denuncia y me acompañaron a casa.

Todo comenzó a mitad del concierto de Baroness. Sentí algo que me presionaba la pierna y mis partes íntimas. No pensé nada malo en el primer momento, el concierto estaba lleno y había estado antes en conciertos donde la gente me había aplastado y empujado, es lo normal. Había una persona detrás empujándome al mismo tiempo que la música, todos estaban saltando y bailando, así que no pensé nada más, pero la presión fue en aumento. Giré la cabeza y vi que había un gran hueco, así que esa persona me estaba empujando y presionando mis ingles de manera deliberada.

Me sorprendió que ocurriese en un concierto de metal, porque he estado en muchos y no me esperaba esto, nunca he tenido problemas antes. Miré hacia el sujeto y le di una mirada amenazadora asegurándome que entendiese que no me gustaba, se alejó un momento pero luego volvió hacia mi. Como un perro en celo volvió a cogerme de las piernas, no se porqué no informe a la seguridad de la sala en ese entonces, pero todo estaba ocurriendo en medio del concierto. Había una parte de mi que seguía esperando que fuese un malentendido, un accidente, yo solo estaba intentando disfrutar del concierto.

Con el tiempo paró, pero le escuché decir un comentario inapropiado sobre mí que hizo que todas mis dudas se disipasen. Decidida volví hacia él y le grité que me dejase en paz, algo que parece que entendió en su estado de embriaguez.

Traté de disfrutar del resto de concierto, las 3 canciones que quedaban, pero no pude hacerlo. Traté de llorar pero ni eso me salía, hasta que por fin acabó el concierto y me fui a la barra del bar para decir que quería denunciar una agresión sexual. Estallé en lágrimas, una mujer salió de detrás de la barra y me abrazó. Llamaron a la policía.

Estaba cabreada, confusa, pero sobre todo determinada a no permitir que estas cosas vuelvan a ocurrir. Este tipo de comportamiento suele ocurrir y nadie hace nada al respecto. Le dije al personal de la sala que quería hablar con la policía, y los llamaron. Estaba preocupada de que no me tomasen en serio ya que no había daño físico, y que quizás no le diesen importancia al tener otros asuntos mas importantes. No fue así, fueron muy atentos.

Me brindaron todo el apoyo que necesitaba, me dijeron que hice lo correcto al denunciar el hecho, ya que es algo ilegal e incorrecto. Fui a la comisaría, me prepararon té y me tomaron declaración. Nos hicimos amigos y luego me llevaron a casa, sobre las 2 de la mañana. Estuve tentada a no comentar nada sobre el tema, no quería que otros fans que van a ir a ver a  Baroness tuviesen una mala imagen de la gira o de la banda, es una de mis bandas favoritas pero no podré escuchar su música en un tiempo. El hecho es que soy una víctima y espero que el culpable tenga el castigo que se merece. Quería escribir estas lineas para animar al resto de chicas a denunciar este tipo de hechos. Hay muchos casos y todos son horribles, pero necesitan estar expuestos en público. Esto es inaceptable.

Si alguien te manosea de manera sexual y sin tu consentimiento, eso es ilegal. Puedes denunciarlo a la policía, que te tomarán en serio. No quiero ser una víctima pasiva, no quiero ser un objeto de fantasía sexual, soy una persona y tengo derecho a ver a mi banda favorita sin temer por mi seguridad. Tengo el derecho a caminar por la calle sola sin que nadie me grite cosas obscenas. Tu también tienes el poder de frenar estas cosas , no te calles”.

social header

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.