Nuclear Blast Records, sello actual de los norteamericanos All Shall Perish, interpuso una demanda contra BitTorrent en Estados Unidos para solicitar las IP´s de las personas que se descargaron el último disco del grupo “This Is Where It Ends” con el fin de tomar acciones legales. El sello realizó dicha demanda sin antes consultar al propio grupo, y ahora emite un comunicado de disculpa, además de retirar completamente dicha demanda.

Nuclear Blast ha comentado: “Nuclear Blast respeta a bandas como All Shall Perish que no desean perseguir a quienes comparten sus archivos de forma ilegal. La banda no fue consultada antes de emprender las acciones, y no desea participar en ello. Cuando se enteraron de la noticia nos pidieron que parasemos toda acción legal, por lo cual Nuclear Blast y World Digital Rights han decidido retirar los cargos. En todos los otros casos las partes involucradas siguen persiguiendo la violación de derechos de copyright para evitar las pérdidas económicas, asi como para defender el valor de sus artistas”.

El cuarto disco de All Shall Perish, “This Is Where It Ends”, vendió 8400 copias durante su primera semana de ventas en Estados Unidos, y se colocó en la posición 50 del Billboard 200.

Fuente: Blabbermouth

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.